16/05/21

17° ANIVERSARIO DE LA CANONIZACIÓN DE DON ORIONE

17° ANIVERSARIO DE LA CANONIZACIÓN DE DON ORIONE

Es un aniversario distinto por la actualidad que vivimos. Estamos acostumbradas a compartir con toda la comunidad esta noticia que nos llena de alegría. Unidas desde la oración, toda la gran familia orionita celebra a Don Orione.

 

Nuestro Santo Fundador nació en Pontecurone, diócesis de Tortona, el 23 de junio de 1872. A los 13 años fue recibido en el convento franciscano de Voghera (Pavía) que abandonó después de un año por motivos de salud. De 1886 a 1889 fue alumno de San Juan Bosco en el Oratorio de Valdocco de Turín.

El 16 de octubre de 1889 entró en el seminario de Tortona. Siendo todavía un joven clérigo, el 3 de julio de 1892, abrió en Tortona el primer Oratorio para cuidar la educación cristiana de los jóvenes. Al año siguiente, el 15 de octubre de 1893, Luis Orione, un clérigo de 21 años, abrió un colegio para chicos pobres en el barrio San Bernardino.

El 13 de abril de 1895, Luis Orione fue ordenado sacerdote y, al mismo tiempo, el Obispo impuso el hábito clerical a seis alumnos de su colegio. En poco tiempo, Don Orione abrió nuevas casas en Mornico Losana (Pavía), en Noto (Sicilia), en Sanremo, en Roma.

Alrededor del joven Fundador crecieron clérigos y sacerdotes que formaron el primer núcleo de la Pequeña Obra de la Divina Providencia. En 1899 inició la rama de los ermitaños de la Divina Providencia. El Obispo de Tortona, Mons. Igino Bandi, con Decreto del 21 de marzo de 1903, reconoció canónicamente a los Hijos de la Divina Providencia (sacerdotes, hermanos coadjutores y ermitaños), congregación religiosa masculina de la Pequeña Obra de la Divina providencia, dedicada a «colaborar para llevar a los pequeños, los pobres y el pueblo a la Iglesia y al Papa, mediante las obras de caridad», profesando un IV voto de especial «fidelidad al Papa».En las primeras Constituciones de 1904, entre los fines de la nueva Congregación aparece el de trabajar «para alcanzar la unión de las Iglesias separadas».

Animado por una gran pasión por la iglesia y por la salvación de las almas, se interesó activamente por los problemas emergentes en aquel tiempo, como la libertad y la unidad de la Iglesia, la «cuestión romana», el modernismo, el socialismo, la cristianización de las masas obreras.

Socorrió heroicamente a las poblaciones damnificadas por los terremotos de Reggio y de Messina (1908) y por el de la Marsica (1915). Por deseo de Pío X fue Vicario General de la diócesis de Messina durante tres años.

A los veinte años de la fundación de los Hijos de la Divina Providencia, como en «una única planta con muchas ramas», el 29 de junio de 1915 dio inicio a la Congregación de las Pequeñas Hermanas Misioneras de la Caridad, animadas por el mismo carisma fundacional y, en el 1927, las Hermanas adoratrices Sacramentinas invidentes, a las que se añadirán después las Contemplativas de Jesús Crucificado.

Organizó a los laicos en las asociaciones de las «Damas de la Divina Providencia», los «Ex Alumnos» y los «Amigos». Después tomará cuerpo el Instituto Secular Orionino y el Movimiento Laical Orionino.

Después de la primera guerra mundial (1914-1918) se multiplicaron las escuelas, colegios, colonias agrícolas, obras caritativas y asistenciales. Entre las obras más características, creó los «Pequeños Cottolengos», para los que sufren y los abandonados, surgidos en la periferia de las grandes ciudades como «nuevos púlpitos» desde los que hablar de Cristo y de la Iglesia, «faros de fe y de humanidad».

El celo misionero de Don Orione, que ya se había manifestado con el envío a Brasil en 1913 de sus primeros religiosos, se extendió después a Argentina y Uruguay (1921), Inglaterra (1935) y Albania (1936). En 1921-1922 y en 1934-1937, él mismo realizó dos viajes a América Latina, Argentina, Brasil y Uruguay, llegando hasta Chile.

Gozó de la estima personal de los Papas y de las autoridades de la Santa Sede, que le confiaron numerosos y delicados encargos para resolver problemas y curar heridas tanto dentro de la Iglesia como en las relaciones con el mundo civil. Fue predicador, confesor y organizador infatigable de peregrinaciones, misiones, procesiones, «belenes vivientes» y otras manifestaciones populares de la fe. Muy devoto de la Virgen, promovió su devoción por todos los medios y, con el trabajo manual de sus clérigos, construyó los santuarios de la Virgen de la Guardia en Tortona y de la Virgen de Caravaggio en Fumo.

En el invierno de 1940, intentando aliviar los problemas de corazón y pulmones que sufría, fue a la casa de Sanremo, aunque, como decía, «no es entre las palmeras donde deseo vivir y morir, sino entre los pobres que son Jesucristo». Después de tan sólo tres días, rodeado del afecto de sus hermanos, Don Orione falleció el 12 de marzo de 1940, suspirando «!Jesús! !Jesús! Voy».

Su cuerpo, intacto en el momento de la primera exhumación en 1965, fue puesto en un lugar de honor en el santuario de la Virgen de la Guardia de Tortona, después de que, el 26 de octubre de 1980, Juan Pablo II inscribiera su nombre en el elenco de los Beatos.

El mismo Santo Padre lo canonizó el 16 de Mayo de 2004. Afirmó que  “Don Luis Orione se nos presenta como una maravillosa y genial expresión de la caridad cristiana”.

Su corazón se quedó para siempre en Argentina y desde 2000 se encuentra en el santuario del Cottolengo ubicado en Claypole, provincia de Buenos Aires.

Oremos a Dios, Nuestra Madre María y Don Orione para que nos guíen en nuestro día a día y seguir esparciendo la caridad en cada una de nuestras actividades.
 
¡Ave María y Adelante!
 
 
 
 
Si tenés ropa en buen estado, juguetes, muebles u otro insumo que pueda ayudar a nuestra labor, podés acercarte a cualquiera de nuestras comunidades o contactarnos a través de nuestro Whatsapp.

Legados

Podés expresar en tu testamento la voluntad de legar a las Hermanas de Don Orione alguna colaboración para que, después de partir a la Casa del Padre, sigas ayudando a quienes más lo necesitan.

Alianzas

Promovemos alianzas con organizaciones, empresas e instituciones que, animadas por el espíritu de la caridad, contribuyan a construir un mundo más justo.

Mercado Pago

DONÁ EN ARGENTINA

Elegí la comunidad a la que querés apoyar y colaborá en pesos argentinos.

DONÁ EN URUGUAY

Doná en pesos uruguayos y colaborá con el Cottolengo Femenino Don Orione de Montevideo

Si querés colaborar a través de una transferencia, te pedimos que una vez hecha la donación nos envíes el comprobante vía mail adm@hermanasdedonorione.org.ar o través de nuestro Whatsapp +54 9 11 6588-7938.

BANCO SANTANDER RIO
Cta. Cte. En Pesos N° 2671-0
C.B.U. N° 0720037320000000267104
Sucursal: Flores Sur N°37
CUIT PHMC: 30-53807498-1.

Abrir chat
¿Tenés dudas?
¡Escribinos!