Volver a Noticias

Comenzó el Encuentro Internacional Misionero Orionita

La apertura se realizó en Montebello della Battaglia, Italia y reunió a más de 90 delegados de distintas partes del mundo.

Ayer se abrió en Montebello della Battaglia (ITALIA), el VI Encuentro Internacional Misionero Orionino con la presencia de más de 90 delegados provenientes de todo el mundo representando a más de 23 nacionalidades de la gran familia de Don Orione, religiosos y religiosas, que participan en "tierra de misión ". También hay una gran representación de laicos de MLO.

El encuentro fue inaugurado por el Consejero General P. Pierre Assamouan Kouassi, a cargo de las misiones, organizador del encuentro en conjunto con la Hermana Irma M. Rabasa, Consejera General de las Pequeñas Hermanas Misioneras de la Caridad.

Estuvieron presentes Don Tarcisio Vieira fdp y Sor Maria Mabel Spagnuolo psmc, quienes pusieron de relieve que "los actuales superiores generales de las familias religiosas Orionita son el resultado del trabajo de los misioneros italianos que llegaron a América Latina".

Con un estilo Orionita cada participante se presentó al resto de los participantes en un ambiente de intercambio y conocimiento mutuo que llevará en los próximos días a un trabajo previsto - dividido en ocho grupos – a un intercambio programático y experimental.

El primer día de la conferencia terminó con la celebración de la Santa Misa presidida por el Padre Kouassi que durante la homilía destacó las palabras que Papa Francisco dirigió a las Hermanas de Don Orione en el reciente Capítulo General "El misionero debe ser audaz, creativo, vivo. No sirven sacerdotes y monjas de sala de estar, sino verdaderos discípulos misioneros".

"Este es el significado - añadió - de estar aquí hoy, porque como nos dice Jesús en el Evangelio no se puede delegar en otros nuestra misión de amor de Dios, que ahora está representada por los enfermos, los discapacitados y los inmigrantes."

"Este es el camino - continuó - que es la base de esta importante reunión de nuestras familias religiosas. Debemos considerarnos todos como discípulos misioneros para mejorar y revitalizar nuestra identidad y nuestro carisma."

¿Querés ayudar? Dejanos tus datos y te contactamos