Volver a Noticias

Casi 50 mil jóvenes participaron del Encuentro de la Juventud

Cerca de 50 mil personas participaron del Encuentro Nacional de la Juventud, que se organiza por segunda vez en la historia en el país. El acontecimiento, convocado por la Iglesia Católica Argentina, contó con participantes de distintos puntos del país para charlar y debatir.

La jornada comenzó el viernes a las 18.30 en el Monumento Nacional a la Bandera, donde grupos musicales amenizaron la velada religiosa en un escenario dispuestos de espaldas al río. Desde allí, partió una peregrinación hasta el Hipódromo, donde el arzobispo de Rosario, monseñor Eduardo Martín, dio comienzo a la misa de apertura.

La caravana tomó por Juan Manuel de Rosas, Pellegrini y de allí hasta la rotonda de Oroño. A medida que iban completando el recorrido, los feligreses -en su mayoría jóvenes- iba cantando y rezando Padres Nuestros y Ave María, en señal de devoción.

La jornada, que también consistió en visitar cárceles, barrios carenciados y hospitales, contó con la presencia del cardenal y arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli.

Fotos: Marcelo Bustamante / La Capital

El sábado, los jóvenes se reunieron en las parroquias y trabajaron en talleres. Y a la tarde se dieron cita en el Hipódromo, donde hubo una feria en la que se mostraron las actividades solidarias que se realizan en todo el país.

Cuando cayó el sol, empezó la música en el escenario. Los jóvenes bailaron, cantaron y saltaron. De pronto, la música cesó y las pantallas mostraron al Papa Francisco hablando a los jóvenes allí reunidos por 20 minutos.

El Papa arengó a los Jóvenes y con simpatía les dijo: “Los invito a ser protagonistas. No se queden al margen, comprométanse, digan lo que piensan, no sean exquisitos” Y más adelante agregó: “Los jóvenes tienen la fuerza de la inquietud, sean inconformistas, hagan lío, no dejen que la historia se escriba afuera, pónganse las zapatillas, salgan con la camiseta de Cristo y juéguense por sus ideales. Vayan con Él a curar las heridas de tantos hermanos nuestros”. Aplausos interminables, lágrimas y gritos dieron cierre al mensaje.

El domingo, la conclusión del encuentro congregó a miles de jóvenes de todo el país en la misa de cierre, concelebrada por el arzobispo de Buenos Aires, monseñor Mario Poli, junto a monseñor Oscar Ojea, presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) y un nutrido grupo de obispos y sacerdotes.

La misa fue oficiada desde un gran escenario con dos pantallas gigantes a los costados, matizada con una banda y un coro que sonaban con ritmo de rock, y con una puesta en escena y un discurso atravesados por el mensaje de "hagan lío" y de "una Iglesia de los confines" del papa Francisco.

Monseñor Ojea pronunció la homilía basada en los conceptos del mensaje que Francisco les envió anoche en vivo a los jóvenes, en el cual hizo hincapié en la "necesidad de luchar contra la pobreza, de comprometerse con la Patria y de no caer en la cultura del individualismo y del 'sálvese quien pueda'".

"No al aborto, sí a la vida" fue uno de los cantos coreados por la multitud de jóvenes antes, durante y después del cierre, en un paisaje multicolor en el que se destacaban grandes globos con los nombres de algunas regiones del país como "Patagonia", "Noroeste" y "Buenos Aires".

Fuentes: La Capital, La Verdad Online

¿Querés ayudar? Dejanos tus datos y te contactamos